Entrevista inédita al concejal Cuchara

El concejal Grandios en un duro día de trabajo.

 

Entrevistador: Para nosotros es un honor ser los primeros en entrevistar al concejal que acaba de recibir el prestigioso galardón al concejal Cuchara, es decir, que ni pincha ni corta (el que más se rasca los cojones, hablando en plata). Buenos días señor Grandios, concejal de Inmovilidad de la ciudad de A Coruña.

Grandios: Hola buenos días, un placer.

E.: Ya antes de recibir este gran premio ya se te conocía como el concejal Cuchara¿Quién fue el primero en ponerte este apodo?

G.: Es una larga historia. Lo cierto es que los primeros apodos que me ponían no eran tan bonitos, me llamaban: inepto, caradura, parásito incluso vago de los cojones. Yo les decía, es cierto que me la rasco día sí y día también, pero no me gusta que me tratéis con tanto rencor, tenéis que reconocer que soy bastante majete. En unos de los últimos plenos la portavoz del PP, Rosa Gallego, me llamó el concejal Cuchara y todo el mundo entendió que era el apodo que mejor me venía.

E.: ¿Ha sido fácil ganar el prestigioso premio al Concejal Cuchara?

G.: Para nada, creo que ha sido el premio más disputado de la historia de la política española. Piensa que en Marea Atlántica somos 10 concejales a cada cual más vago y más inepto. Se puede decir que gané en la foto finish.

E.: No seas tan modesto, si ganaste casi por unanimidad. Por cierto, a parte del famoso Pleno en el que sacaste la propuesta de la ORA y la oposición aprovechó para putearte y echarte en cara tu gran trayectoria política, yo recuerdo otra rueda de prensa en la que nos enseñaste un dibujito. Por cierto, aprovecho para comentarte una anécdota: un periodista que se acababa de tomar unas setas alucinógenas ¡se pensó que era un mapa con el itinerario de los futuros carriles bicis! No veas que puteo le cayó. Bueno, a lo que iba. Supongo que a la hora de dedicarte a la política tendrías en mente la figura del maestro Carles Recio (ese funcionario que estuvo 10 años sin ir a trabajar). El consiguió hacer 2 libros de cómics en esos 10 años. ¿Tú crees que serás capaz de terminar el primero cuando acaben los 4 años de legislatura?

G.: Que va, completamente descartado. Hice ese primer dibujo del que tú hablas pero no fui capaz de hacer ninguno más. Yo no tengo esa facilidad para el dibujo que tiene el maestro Carles. De todas maneras hay que tener en cuenta que él ganaba 50 000€ al año y yo sólo gano 35 000€. Con los 15 000€ que sobran es posible que consigamos contratar a alguien para que haga el comic, aunque tampoco lo podemos asegurar, ya sabes que tenemos problemas para sacar adelante estas propuestas tan ambiciosas porque el PSOE nos las tumba todas.

E.: Si se hace el comic, ¿cuál sería el argumento?

G.: Pues no sé, aquí no tenemos naranjas, ni fallas… ¡Ya lo tengo! El héroe podría ser un repartidor de grelos en bicicleta que va por los mercados de la ciudad.

E.: Bueno, te dejo que le des una vuelta. Tú también haces la táctica de ir a fichar en zapatillas y luego te marchas.

G.: En eso he superado al maestro. Yo ni siquiera tengo que fichar, es que eso de levantarse tan temprano…

E.: Cambiando de tema. A finales del año 2015 teníamos la inflación en negativo y la gasolina en mínimos históricos. ¿No creéis que era un buen momento para bajar la tarifa del bus urbano y así cumplir con vuestro compromiso de fomentar el transporte público?

G.: Me da miedo responderte a esta pregunta porque temo que me quiten el premio al concejal Cuchara.

E.: No te preocupes, nadie se va a atrever a recurrir un galardón tan merecido.

G.: Es que a ver. Yo tengo un truco infalible para fomentar el transporte público. Consiste en no hacer absolutamente nada para que la movilidad de la ciudad se siga jodiendo a pasos agigantados hasta que logremos la inmoviilidad total (de ahí el cambio en el nombre de la concejalía, en lugar de denominarse Concejalía de Movilidad se llama Concejalía de Inmovilidad). Una vez que consigamos que la ciudad esté completamente saturada de coches, se supone que los ciudadanos entenderán que ya no es viable seguir usando el vehículo privado y empezarán a coger el bus. Claro que es un proceso muy lento porque la gente es muy cabezota.

E.: Tengo que felicitarte, nunca había oído a un político dar una excusa tan convincente para no hacer absolutamente nada.

G.: Es que el premio me lo dan por vago, no por tonto.

E.: Ha sido un placer Grandios, ya veo que el nombre te queda que ni pintado.

G.: Así es, uno que nació para vivir como Dios. El placer es mutuo.

E.: Disculpa, una última pregunta que me olvidaba. ¿Ya tenéis fecha para la inauguración de los carriles bici?

G.: Ja ja ja ja, ¡qué cachondo! Chao, un placer.

Deixa un comentario